Diario De Una Yoguini Imperfectamente Perfecta (tercera temporada)

Qué hace alguien como yo, dando clases de Yoga 🧐🎼🥁

 

Tengo que reconocer que esto de recopilar mi propia vida y compartirla, tiene su aprendizaje, ya que hay detalles que solo puedo verlos en retrospectiva, que puedo SUMAR todas las experiencias vividas, que nada RESTA.

Mientras aprendía Yoga en mi primera escuela en Barcelona Yoga Dharsan, conocí también una profesora: Noeli Naima , de origen Brasileño y afincada en aquella época en Barcelona.

Ella se formó en Yoga Flow por Shiva Rea (además es una surfera extraordinaria).Yoga flow es un Vinyasa fluido transformacional que integra las raíces tántricas del bhakti yoga, las enseñanzas de Krishnamacharya y un enfoque universal del cuerpo.

Tal vez esto te suene a Chino, así que te lo traduzco a un lenguaje distinto: una metodología de Yoga que me encantó, modernas y creativas formas de moverte con la raíz del Yoga, utilizando no solo música de mantras sino muchas otras. Te dejo el link de uno de sus videos por si quieres curiosear un poco.

Ojo pues ella es una especie de chicle y si haces movimientos donde tu cuerpo no tiene la costumbre, te puedes lastimar. Ante todo, juega.🤸🏻‍♂️

https://www.youtube.com/watch?v=W-sJE4JvEuw

Saltar de Alumna a Profesora

 

Te cuento esto porque fué Noeli Naima la que me metió a dar clases, ya que ella por aquel entonces viajaba mucho a EEUU para realizar las diferentes formaciones con Shiva Rea, y en uno de sus viajes me dice que necesita que le haga las sustituciones de profesora de Yoga en Barcelona y que me veía más que preparada para ello.

¿Pero si aún no he terminado mi formación?.- le dije. (Me quedaban unos meses para terminarla), a lo que ella insistió con amor y confianza, así que me dije «Maite es hora de lanzarte a la piscina, tírate y verás como el agua aparece… ahora sé que el agua era yo 😂»

Así que me preparé la clase en un papelito, un reloj (así me enseñaron a realizar las vinyasas), y a las 6 de la mañana (si a las 6h), estaba en Barcelona en la clase frente a unas 5 personas llena de dudas y de miedo, pero allí estaba.

Puntualizo aquí que gracias a mi gran talento de actriz pude dar la clase sin que se viera en ningún momento el personaje que estaba bajo aquel traje de profesora.

Y te voy a decir que cuando los puse en el suelo para comenzar la escucha, olvidé todo y mi talismán el papelito reloj me salvó la clase. Ellos no notaron nada en absoluto. De hecho al término de la clase me felicitaron, y me encontré llena de alegría: No sólo me había formado sino que además «sabía dar clases»¡¡¡ Y mi ego me dijo: Pero si sirves para algo Maite??? (creencias de la infancia, tranquilo ya trabajadas, transitadas y al menos miradas, no sé si superadas…).

Y  Llegó La Gula de Información¡¡

¿Porqué será que cuando algo me gusta (sea comida, o cursos, o algo) no pare de comer? ¿Cómo saber cuánto es suficiente?

Buena pregunta. No lo sé, a veces lo sé cuando me doy de bruces con aquello que me como, en este caso lo llamo información.

El Yoga es eterno ya que no es una formación cualquiera, es como la vida, va cambiando a tu medida. Su base es extraordinaria desde mi mirar, es psicología pura. De hecho siento que todo lo que estudio hoy es lo mismo pero con diferentes palabras, que a poco voy comprendiendo con la experiencia, o sea viviéndolo. Es pura riqueza, un diamante en bruto que voy puliendo junto a mi propio proceso.

Por eso, (esto lo digo hoy) y por mi desmerecimiento personal, el creer que nunca es suficiente (ahora que lo pienso, esto puede perfectamente ser una analogía con la comida), mi perfección imperfecta, hicieron que siguiera con mis formaciones. Y así comencé a Formarme en Yoga Nidra con Jordi Colomer y otro curso de Yoga Nidra (porque este me dejó con hambre) en la misma escuela anterior Yoga Dharsan.

Paralelamente (como tenía tanto tiempo libre supongo), realicé una formación de Yoga para perezosos «Masaje Thai», y aquí tuve una experiencia muy desagradable con el profesor, una grabación «que se repitió» (como los cromos) de mi infancia.

Ignoro si es un espejo mío, sin embargo, este profesor me hizo sentirme muy muy pequeña, rechazada y poca cosa. Cuando yo me creía la reina de mambo. Tal vez por esto no realizo mucho esta técnica a un nivel personal, en mis clases colectivas si que lo he hecho.

Tercera lección: Merezco lo que estoy preparada para recibir

En el capítulo 4 te contaré el salto a ser una profesional del Yoga¡¡

Este espacio, es un espacio de creatividad, y en él estamos todos. Dale vida con tus comentarios.

Maite Galende
mggullon@gmail.com
No Comments

Post A Comment