EL COSTO DE LA ATENCIÓN

Este artículo lo puedes leer o lo puedes escuchar, o ambos.  te dejo el link para escucharlo si es lo que prefieres, si deseas leerlo, sigue más abajo.

Dime lector-a; ¿Cuánto crees que te cuesta tu atención?

Te lo diré en dos palabras: TU VIDA

Sí, así de claro. Nuestra vida la dirige nuestra atención, por lo tanto allá donde ponemos la atención, se dirige nuestra vida.

Vamos juntos a desarrollar la idea:

Este artículo me surge tras ver un documental en Netflix sobre las Redes Sociales llamado “El Dilema de las Redes Sociales” que por cierto te recomiendo. Y en él se habla de la manipulación de las redes, del poder que tienen sobre nosotros ya que están programados para eso. Igual que las noticias y plataformas del tipo que sean.

¿Cómo lo hacen? Juegan con nuestra Atención, y ¿sabes qué? Pues que solemos perder en ese juego, salvo que aprendamos a dirigir nuestra atención.

Previo a este documental leí el libro que ya he recomendado más veces de Catherine Price “Cómo Cortar Con Tu Móvil” en el que también explica las razones por las que hemos de “hablar con el Móvil” y son exactamente las mismas que en el documental: porque abarca toda nuestra atención. Están programados para eso.

La buena noticia es que los programas no piensan pero  nosotros SI¡¡

Entonces Maite, tenemos que dejar el Móvil? Pues eso amigo lector-a, lo ignoro y lo has de decidir tu, ya que el móvil en si no es el problema sino nuestra relación con él, basada en cuanta atención de la que disponemos le dedicamos.

He utilizado el móvil para clarificar la idea que quiero transmitirte. Sin embargo, podemos llevarlo a cualquier circunstancia donde esté posada nuestra atención.

Si ya sabemos  que nuestra atención es igual a vida, y la vida es lo micro (pequeño) y también lo macro (grande), hemos de saber también que para experimentar y comprender la propia vida la hemos de dividir en pequeños fragmentos. Con la claridad de que lo pequeño nos lleva directamente a lo grande y también a la inversa, pues son lo uno y lo otro no lo uno ó lo otro.

Por ejemplo: Para experimentar el tiempo lo hacemos desde lo micro (pequeño) hacia lo macro (grande). Estarás de acuerdo que para experimentar 1 año (macro),  lo hemos de dividir en meses, y cada mes en días y cada día  en horas y cada hora en minutos y cada minuto en 60 segundos hasta llegar a 1 segundo o un instante ¿cual? “este” (micro). Pero sólo podemos experimentar cada instante para llegar al año ¿cierto?

Así mismo, nuestra atención también está vinculada a lo pequeño que reunidas forman un gran hacer o hecho que va dirigiendo nuestra vida hacia un lugar u otro.

Es importante que comprendas esto pues nuestra atención suele ir de rama en rama. O sea, no está todo el tiempo en un solo lugar, sino va de un lugar a otro. Es como cuando queremos hacer un balance financiero para conocer en qué gastamos lo que gastamos.

Hasta que no divides tu atención en pequeños gastos y lo pones en papel por ejemplo, es difícil valorar dónde va cada moneda ¿cierto?

Entonces, lo primero es hacer una especie de inventario que nos llevará a realizar un balance de atención. Es todo un reto, lo sé.

Lo primero que hemos de conocer por tanto es: ¿dónde está nuestra atención? O sea, hacer consciente nuestra inconsciencia. O dicho de otro modo: mirar donde no miramos.

Y cómo no, tenemos una herramienta extraordinaria cada uno de nosotros que constantemente nos comunica donde la hemos puesto; ¿Adivinas?

EL CUERPO y con él NUESTRO MOVIMIENTO.

Con esto podría terminar este artículo “pero” la mayoría de las personas, están desconectados-as de su cuerpo. Esto es: no le atienden; su atención está en otro lugar, ¿dónde? FUERA.

Hay algo importante que quiero decirte:

TU DECIDES DONDE PONES TU ATENCIÓN, nadie más que tú lo hace así pareciera que sí. 

Es cierto que FUERA existen muchas experiencias que captan nuestra atención, que secuestran nuestra mente. Sin embargo, eso que creo un impulso, es una invitación de la mente. Solamente nosotros tenemos el poder de decidir rehusar o no la invitación.

Dicho esto, una de las maneras que experimenté para conocer dónde estaba mi atención es a través del movimiento, no del ejercicio, sino del movimiento. Y, ¡Bingo! el movimiento que más atención requería era y es el pequeño, el micro.

Es en los pequeños movimientos que me di cuenta de los grandes. Te hablo de LK Movimiento Inteligente, terapia psicoterapéutica somática, donde a través de pequeños movimientos llevas la atención a ti, a cómo respondes, qué sientes, dónde, y cómo lo haces. Te dejo un vídeo aquí: ¿Qué es Movimiento Inteligente? donde explico muy bien lo que entiendo yo de esta herramienta. También puedes ir a mi canal de Youtube y mirar todo lo que colgué sobre el tema: LK Movimiento Inteligente.

Cuando entrenas la atención en el cuerpo, comienzas a aprender cuál es tu actitud frente a lo que sucede en cada momento dentro y fuera de ti. Dicho de otro modo; comienzas a ser consciente de tu inconsciencia, y luego comienzas a dirigir la atención aprendiendo a discernir lo que es mejor para ti en cada momento.

Esto, como todo, requiere un entrenamiento. Al igual que por ejemplo entrenarse 5 minutos al día a observar la respiración y evitar así una reacción de enfado, ira o cualquiera de sus súbditos.

Cuando esto sucede y el cuerpo está entrenado, llegado el momento responde con una eficiencia y sabiduría asombrosa y entonces ya no permites ser manipulado por ninguna red,  o móvil, o por ninguna persona (ni siquiera la pareja) o por ningún jefe o trabajo. Los resultados son a todas luces maravillosos¡¡¡

A propósito de entrenar, sugiero que leas (si no lo has hecho ya o quieres volver a hacerlo) el artículo donde explico cómo El Cuerpo Se Especializa En Aquello Que Repite

Y para que puedas comprobarlo por ti misma-o te ofrezco una clase de Lk Movimiento Inteligente.  Una de las clases que grabé y de la que me siento muy satisfecha y agradecida. Una clase para todo tipo de público llamada: Autoimagen El Poder de Mirarte. Podrás descargarla una sola vez y estará de forma gratuita durante una semana, el 06 de Octubre exactamente. Pasado este tiempo, vuelve a su precio 9€. Para descargarla, es como si la compraras pero con un precio 0. Así que sigue las instrucciones y si tienes algún problema, me cuentas. 

Ve a descargarla y me cuentas cómo te fué.  Autoimagen El Poder de Mirarte

Existen muchas herramientas que nos ayudan a dirigir o re-dirigir nuestra atención. Yo te cuento las que he experimentado yo y que me han ayudado a conectar con esa parte de mí que habitaba dormida a saber dónde. También me ha ayudado mucho y lo sigue haciendo El Yoga, el juego, La meditación, la respiración, la terapia transpersonal (escuela de la atención), PNL, lecturas y un largo etcétera que cambió mi atención hacia mí misma.

Pocos son los que se atreven a mirar sus miserias, y mejor mirarlas cuanto antes pues hay información oculta muy valiosa que hará que nuestras miserias se transformen en abundancia.

La Próxima semana te contaré todas estas herramientas y abriré las inscripciones de nuevo al Mentoring y Tú. Un programa diseñado para acompañarte en y desde el lugar donde tú  y tus procesos estéis ahora, y desde ahí ayudarte. Te lo cuento en un próximo artículo.

Con Amor

Maite Galende
mggullon@gmail.com
No Comments

Post A Comment