Pausas Activas: “ENCUENTRA TU EQUILIBRIO JUGANDO”

8ª y última Pausa Activa

Y hemos llegado ya a la última Pausa Activa donde hablaremos del miembro inferior con una práctica de lo más «juguetona», pero antes, para facilitarte todas las pausas, viajemos por la memoria de esta web; (mi casa online) y te pongo al corriente:

Si acabas de llegar por aquí, te conviene hacerte con una taza de té ( o café) y crear un pequeño espacio para si aún no conoces las Pausas,  comiences por el principio, la Primera Pausa Activa que encuentras el siguiente enlace  Nervio Vago o Errante «Viaje Emocional A Través Del Cuerpo»,

En la segunda Pausa Activa te hable del Psoas y puedes mírala aquí:  «Del Miedo A La Delicadeza»

En la 3ª Pausa Activa, hablamos del Tórax con una mirada diferente; su  vinculación con la Abundancia, puedes mirarla aquí:  La Abundancia Está En Tu Tórax.

La 4ª Pausa, nos encontramos con la Pelvis donde vemos qué idea tenemos de la pelvis, sus movimientos, sus limitaciones, y qué idea tiene ella de tí. puedes verla aquí: Pelvis, actualiza tu historia. 

La 5ª Pausa hablamos de la Columna Vertebral, si si, esa que nos sostiene, y pretendo que se sienta Feliz y nosotros con ella claro. La encuentras en este enlace: Columna Feliz. A partir de ahora en abierto.

La 6ª Pausa Activa es abordada desde un lugar de consciencia sensorial donde permitiremos que nuestro organismo nos abra la percepción sensorial de nuestra respiración y un abordaje Somático LK Movimiento Inteligente donde vemos estrategias para que los músculos que rodean nuestros pulmones vivan y permitan que el aire llegue de una forma más amable. Mírala aquí: https: Tomémonos Un Respiro a partir de ahora también en abierto.

La 7ª Pausa dialogamos con nuestros brazos 🙋🏼‍♀️ y cómo a través de ellos podrás levantar una y otra vez tu imperio.La encuentras aquí: Levanta Tu Imperio Con Tus Brazos y también la puedes visualizar sin contraseña.

Hablemos de nuestras piernas ¿te parece?

Nuestras piernas representan la estructura de creencias y el soporte que tenemos de esas creencias en la vida, nos permiten cambiar de opinión y modificar el rumbo de nuestra historia a través de nuestros actos. También nos indican la confianza en nosotros mismos.

Son los cimientos y el sostén de la estructura del yo. A través de las piernas y los pies mantenemos el contacto con la única realidad invariable de nuestra vida, la tierra. Tanto es así que decimos de una persona «está con los pies sobre la tierra» cuando tiene un buen sentido de realidad. Por el contrario «estar en las nubes» denota una falta de contacto con ella.” ¿Verdad?

«El Lenguaje del cuerpo» Alexander Lowen

Hay un poema que a mi parecer refleja perfectamente, en un lenguaje simbólico nuestras piernas:

Tus piernas unen dos distancias insalvables a un solo paso: El infierno y El Paraíso.

Tienen el sonido del fuego cuando llegan y de la lluvia cuando se van.

Tus piernas cruzan la luna de dos horizontes. La sombra hechiza su misterio.

Tus piernas escriben tu destino. En cada paso que dan busco mi nombre.

Tus piernas nada saben de los espejismos que crean. Cada caminante ve en ellas una ciudad diferente.

Son dos verdades que interrogan y sacan los colores a la costumbre.

Tus piernas buscan la plenitud. Por eso huyen de cada instante agotado y dejan el rastro de su quemadura.

Son un espejo que también sueña con duplicarse.

Tus piernas fueron requeridas para un zapato viudo, pero tus pies no tenían la huella de una cenicienta.

Son una necesaria relación de huesos y músculos envueltos por la piel como un regalo.

Tus piernas también miden el paso del tiempo, saben que el final del camino no admite exceso de equipaje.

Cortan como cadenas lo que consideran necesario. No nacieron para las cadenas ni para los naufragios.

Tus piernas recuerdan que la vida es corta y demasiado larga su belleza.

Tus piernas inventan un argumento cada día, aunque el sol se ponga por el mismo horizonte.

No tienen dueño, tú misma ignoras dónde quieren llevarte. Son felices descalzas, sin ataduras ni huellas permanentes.

Fragmento Ricardo Labra

Juego y Equilibrio

Según Léopold Busquet, osteópata francés conocido por su trabajo acerca de las cadenas musculares que forman nuestros músculos y a través de las cuales se genera el movimiento y se mantienen las posturas de manera sinérgica trabajando como por equipos, el cuerpo humano se rige por tres leyes: Equilibrio, Eficiencia y Confort.

Equilibrio es la capacidad de orientar correctamente el cuerpo en el espacio estando en movimiento o reposo: Equilibrio estático (postura) y dinámico (en movimiento).

Durante el movimiento dinámico o estático (postura), el cuerpo hace de la mejor manera que sabe y puede para hacer lo que esté haciendo sin perder el equilibrio resistiendo a la fuerza de la gravedad, de manera económica y evitando el dolor.

Aún así, el cuerpo nunca consigue un movimiento o postura óptimos, sino que trata seguir estas leyes como ideales y de manera balanceada, según las condiciones internas (del propio cuerpo) y externas (los estímulos del ambiente) que se encuentre en un momento dado.

Dicho esto, el cuerpo está en constante re-equilibrio, una especie de juego. Incluso cuando estamos quietos, sentados o de pie, invirtiendo el mínimo de energía posible y encontrando la mínima sensación de esfuerzo y molestia (que nunca es un cero absoluto). El cuerpo se adapta de la mejor forma posible a lo que hay, sin pelearse con la realidad personal y del entorno. Es un gran educador financiero entendiendo finanzas como energía💲.

Nuestro cuerpo puede mantener la estabilidad en absoluto reposo (estático) cuando está bien equilibrado.

Puede variar tu equilibrio dependiendo de cómo distribuyes el peso de tu cuerpo. Mantenerte en equilibrio depende fundamentalmente de cómo esté distribuido tu peso respecto a la superficie que abarca tu apoyo sobre el suelo.

Tal vez no existen las posturas correctas o incorrectas, sino más o menos equilibradas, eficientes y confortables, lo que a la larga se traducirá en un mayor o menor riesgo para su sostenibilidad, seguridad y salud, siempre dependiendo del tiempo que se mantengan y de cuánto se varíe.

El juego nos ayuda mucho a encontrar el equilibrio tanto dinámico como estático

Cumpliendo además su inversión de energía dado que al jugar uno se siente más cómodo, y esto nos hace ser más eficientes a la hora de balancearnos. De algún modo encuentra esa mínima sensación de esfuerzo y molestia para acercarnos al balance.

La propuesta de esta última pausa activa es abordada desde el juego. Ya lo decía Platón: uno puede descubrir más cosas de una persona en una hora de juego que en un año de conversación.

Jugando se aprende, y aunque durante mucho tiempo el juego se consideró perder el tiempo, o matarlo 😧 -¿Se puede matar al tiempo? –🤔. Jugando se vive en el presente ya que requiere Atención (aquella palabra tan importante, ¿la recuerdas?), se suelta el control (que espero te hayas dado cuenta ya que no controlamos nada). También te ríes y con la risa te vacías.

Con esta práctica además del equilibrio estimulamos los músculos del cuerpo (sobre todo las piernas) de las que ya hemos hablado, aquí la tienes….

PRÁCTICA

Necesitarás:  Colchoneta y 3 pelotas pequeñas que puedas recoger en una mano, o 3 piezas de fruta como albaricoques o mandarinas, o 3 bolitas de lana.

En este enlace encuentras la práctica en Vídeo

Encuentra Tu Equilibrio Jugando

La próxima semana recibirás un artículo con toda la bibliografía utilizada por si te interesa indagar más en algún tema en concreto, además de un PDF con todas las pausas que he ido compartiendo durante este tiempo.

Nos encontramos de nuevo la próxima semana. Deseo que Tus piernas te recuerden que la vida es de una larga belleza, como ellas.

Con amor

Maite Galende
mggullon@gmail.com
No Comments

Post A Comment