Yoga y Holograma

Yoga y Holograma (Fabrica tu Experiencia)

Para ver el mundo en un grano de arena, y el cielo en una flor silvestre, abarca el infinito en la palma de tu mano y la eternidad en una hora

Willian Blake poeta y místico visionario

Aquí estamos todos, en este gran holograma  llamado  creación, que es el SER de todo el mundo, Todo es un gran drama cósmico y ¡Todo lo que existe eres tú!

Izhak Bentov, científico, escritor y místico

Probablemente has oído ya que todos tenemos la capacidad para modificar nuestro mundo cambiándonos a nosotros mismos. Hoy abro una nueva red neuronal de posibilidad o reflexión personal sobre la relación que tiene todo esto con el Poder del Holograma y el Yoga.

¿Qué es un holograma?

Si se lo pedimos a un científico probablemente nos diría que es un tipo especial de fotografía en la que la imagen de la superficie de repente adquiere un aspecto tridimensional cuando se expone directamente a la luz.

Un holograma se produce cuando un solo rayo de láser se fracciona y se divide en dos rayos separados de luz.  El primero se hace rebotar del sujeto al ser fotografiado. El segundo rayo, se le permite que choque con la luz reflejada del primero. Cuando esto sucede se produce un patrón de interferencia que se registra en una emulsión fotográfica.

No es  éste el único elemento extraordinario de un holograma, sino que las imágenes holográficas no pueden ser fragmentadas, ya que, aunque sean divididas, cuando las cruza la luz, las imágenes, holográficas, aunque de menor tamaño, aparecen en su integridad total y original. Lo que significa que una porción minúscula de un holograma contiene en sí toda la información contenida en la película fotográfica.

Este fue el aspecto que excitara tanto a Karl Pribram, neurocientífico y neurocirujano, famoso por sus labores en la explicación holográfica del cerebro, donde explicaba cómo las memorias pueden ser distribuidas por todo el cerebro en vez de estar localizadas en sitios específicos.

El razonó que si era posible que una porción de una película holográfica pudiera tener en sí todos los elementos necesarios para crear la imagen total, sería igualmente posible, que cada porción del encéfalo podría contener toda la información necesaria para activar una memoria completa. Pribram clarificó su modelo del cerebro con una simple metáfora de hologramas dentro de holograma: “los hologramas del sistema visual son fragmentos de hologramas, patrones más pequeños de una imagen mayor”.

A un nivel cuántico, se dice que en un universo holográfico cada parte refleja a pequeña escala la totalidad del mundo. El principio holográfico es una promesa de que todo lo que necesitamos para sobrevivir y evolucionar se encuentra en todo momento con nosotros, en todas partes, todo el tiempo…, desde la simplicidad de una brizna de hierba hasta la complejidad de nuestros cuerpos. (Greg Braden, la Matriz divina).

Yoga y Holograma (El poder de tu Experiencia)

El sutil poder del holograma nos proporciona el poder de producir un cambio en todo el cuerpo alterando una pauta en un solo sitio.

¿Te has parado a mirar lo que esto significa?…, cuando movemos una parte del nuestro organismo, se produce un cambio en su totalidad, es aquí donde entra  YOGA.

Observa bien que he dicho Organismo y no Cuerpo, ya que el organismo engloba todo: órganos y esqueleto, aunque si movemos el cuerpo también movemos nuestro organismo verdad? Ya que son uno.

YOGA es como un holograma, son prácticas que nos ayudan a ver que formamos parte del todo. Cada àsana (postura) está diseñada para que contenga todo el Yoga; filosofía, psicología, y pedagogía, nos dice que somos a pequeña escala la totalidad.

Un ejemplo simple: cuando respiramos producimos un movimiento interno del diafragma, que provoca un cambio en nuestro organismo en su totalidad que será más o menos sutil pero es un movimiento holográfico, ya que produce un cambio en todas sus partes y cada parte representa exactamente la totalidad, y lo único que hemos hecho es respirar (una pequeña acción). Cuando una parte hace un cambio, el resto hace exactamente lo mismo.

¿Cuántos de nosotros respiramos? (espero que todos…:) ¿y cuántos de nosotros respiramos sabiendo que estamos respirando? (aquí no creo que todos..): Pues si una sola respiración produce un cambio en todo nuestro organismo, sin darnos cuenta siquiera de que estamos respirando ¿cuál es el cambio que se produce cuando todo el universo respira? ¿y qué cambia cuando todo el universo respira sabiendo que lo está haciendo?, recuerda que un holograma refleja a pequeña escala la totalidad del mundo, entonces la respiración holográfica sería que mi respiración es a pequeña escala la respiración del mundo, y que si cambio mi forma de respirar, cambia también la respiración del mundo. Bufff¡¡¡¡ sencillamente complejo. 🙂

Vayamos al movimiento en un contexto holográfico:

Si yo realizo una postura de Yoga, cualquier pequeña variación en ella afectará a todo mi organismo, y también afectará al organismo del universo, porque lo que vemos como nuestro universo somos en realidad nosotros; Yo interactuando con el universo¡¡ El tiempo que me mantenga en esa postura no existe, lo genero yo a través de la memoria, estoy en todas partes donde yo desee estar. Eso es lo que dicen los sabios Yoguis: El mundo está lleno de espejos que reflejan mi realidad, allá donde mires, eres tú y solo tú (holográficamente repartida podríamos decir). Una parte de mi hace algo, y es reflejado en todo lo demás pues lo demás y yo somos lo mismo¡¡

Y es por esta reflexión que encuentro que todo es perfecto y necesario, porque todo soy yo¡¡ Tú que me lees también eres mi parte holográfica (pequeña escala de mí misma), somos mundos diminutos que reflejan el mundo en sí, no estamos divididos, somos uno con todo y todos con uno.

Y tal vez pienses que estoy pirada¡¡¡ (esta posibilidad también existe.…) pero como dice Gregg Braden en su libro “La Matriz Divina” que te recomiendo sino lo has leído; “Sólo podemos tener una visión distinta de nosotros mismos cuando existe una razón para ello. Lo único que nos limita son nuestras creencias, aunque también pueden convertirse en nuestra mayor fuente de libertad, la creencia que tenemos mientras estamos observando es el ingrediente que elige qué posibilidad será nuestra real experiencia”.

¿Cuándo comienza nuestra experiencia?

Cuando el hidrógeno (h2) comienza a darse cuenta de sí mismo 🥱. Yoga es una experiencia sensorial que nos lleva a la conclusión de que no somos lo que creíamos y que estamos mucho más conectados con todo de lo que creemos. Nosotros generamos el color de nuestra experiencia dentro de nosotros:

FABRICAMOS LAS EXPERIENCIAS. TODO ERES TÚ, Y YO Y NOSOTROS¡¡¡

Ahora solo queda preguntarse: ¿qué experiencia quiero fabricar?… Mmmmm la misma que tú no? 😇

Con amor

Maite Galende
mggullon@gmail.com
No Comments

Post A Comment